Home Blog Cómo salvar tu cabello del holocausto veraniego

Cómo salvar tu cabello del holocausto veraniego

written by Ana Cantarero 19/08/2016

Yo amo el verano pero el verano no ama a mi cabello. Si sois de las mías y volvéis de la playa con el pelo hecho un desastre pero os negáis a pasar por la tijera, aquí os cuento algunos productos que me han salvado del holocausto capilar.

Todavía no me he tropezado con una sola mujer en este planeta que no deteste algún aspecto de su cabello. Las que tenemos el pelo lacio empeñaríamos nuestro reino por un poco de volumen; las que lucen una melena rizada (véase, la prota de Miss Zapatos de Lujos) se pasan media vida luchando contra sus remolinos, la sequedad y el encrespamiento.

¿Damos demasiada importancia a nuestro cabello?

En mi caso, no tengo duda: SÍ.

Antes de salir ¿nos hacemos un selfie?

Para ser honesta mi relación con mi pelo roza la patología, me obsesiona. Y con razón, porque el cabello (atención, momento confesionario) es la mayor mierder capilar sobre cabeza humana de la historia. Liso, lacio, delicado, escasito y con tendencia a engrasarse. Si me ponen los cuernos, creedme cuando os digo que se me escurrirían… al igual que las horquillas, diademas, moños y coletas. Rara sería la boda en la que esta víctima capilar que escribe no termine con el moño sobre una oreja. En fin, problemas del primer mundo.

Atentas: gif de vaca estilo “Paulina Rubio”

Bromas aparte, para mí no es ninguna tontería dedicar tiempo a cuidarnos el cabello.

Si consultas a cualquier asesor de imagen, te dirá que en un primer contacto visual el aspecto del cabello tiene mayor relevancia que la ropa que llevas. Un mal corte, un peinado equivocado o con aspecto de sucio puede arruinar el mejor de los looks. Algunas celebrities son un ejemplo de ello:

En la alfombra roja. Kristen ¿en serio?

En la alfombra roja. Kristen ¿en serio?

Cómo recuperar el pelo perdido

Todas conocemos las secuelas capilares veraniegas: rubios verdosos por culpa del dichoso cloro, pelirrojos color óxido, puntas secas, quebradizas y abiertas. Lo ideal sería acudir a la peluquería y cortar por lo sano, pero  determinadas circunstancias (para muchas, casi de vida o muerte) nos lo impiden. Y hablo de las bodas. Una lleva meses tratando de dejarse el cabello largo para ese día tan especial y ¡se niega a tirar meses y meses de crecimiento capilar por la borda!

Pelo batamanta. Ideal para bajas temperaturas, horror para el desagüe del baño.

La solución de urgencia no es otra que echar mano de esos productos capilares que prometen la salvación. Yo diría que más que salvación te ofrecen una prórroga hasta que un buen día pasas el peine por tu melena y se parte en dos. O peor, cuando miras al suelo y te preguntas quién ha puesto una alfombra de pelo largo para el cuarto de baño. Entonces, resignada, llamas a Rupert.

Productos que a mí me salvan la vida… temporalmente:

Para combatir la deshidratación, la nueva colección Nutritive de Kérastase funciona muy, pero que muy bien. Admito que los productos Kérastase son mis favoritos, aunque a veces se van de presupuesto. En ese caso, el tratamiento Keratin Repair de Pantene es una opción más económica y no por eso menos eficaz. Como mi cabello es muy lacio y no me gusta el efecto queratina en él, sólo utilizo el reparador de puntas (aunque hablan maravillas de la gama completa, ojo).

Esto es sangre de unicornio. Créeme.

Esto es sangre de unicornio. Créeme.

-Cuando mi tinte se quedó en la playa de Benidorm…

Después de las vacaciones es muy frecuente que el rubio ceniza haya derivado en un nórdico Barbie y los rojos caoba en naranjas. Además de acudir a la peluquería urgentemente para restaurar el color, te recomiendo utilizar champú y mascarilla específicos para el cabello teñido ¡pero durante todo el año!; y un protector solar capilar siempre que acudas a la piscina, playa o montaña.

Mi tratamiento de color habitual es Vitamino Color de L’oréal Profesional. La mascarilla la utilizo a diario, en medios y puntas durante un minuto, y jamás utilizo acondicionador porque me engrasan el pelo.

No vas a necesitar bufanda este invierno.

No vas a necesitar bufanda este invierno.

Para conseguir el efecto pulido con plus de brillo normalmente echo mano de un sellador de puntas, excepto este verano que me recomendaron el aceite capilar Mythic Oil de L’oréal Profesional y he alucinado. Me aplico unas gotas en puntas después del peinado y además de fijarlas, mi cabello parece más brillante. Otro punto más a su favor es que puedes utilizarlo para el cuerpo y huele… de fábula.

Oro parece y oro es

Oro parece y oro es

-Y por último: el antídoto contra la caída del cabello.

Las causas de la pérdida de masa capilar suelen ser la herencia genética, estrés, edad, pésima alimentación, mala salud del cuero cabelludo y cambios hormonales.

Como todas las madres, yo sufrí también un episodio de alopecia durante la lactancia materna y varios meses después. Ya os podéis imaginar el dramón que monté  en mi hogar, dulce hogar. Mi chico iba ni cual Ninja tras de mí, recogiendo el reguero de pelos para que yo no me girara, descubriera el percal y entrara en panic attack. Fueron tiempos muy difíciles… debería escribir una novela sobre ello.

Probé todo tipo de complejos vitamínicos, pero el efecto más rápido lo conseguí con la ampollas anticaída de Kérastase. Desde entonces (secuelas postrauma, supongo),  todos los otoños sigo un tratamiento de choque y después de mantenimiento con Pilexil (de venta en farmacias) con el único fin de salvar mi pelo… y mi matrimonio.

Estas son las balas que uso en mi batalla pelo bonito

Estas son las balas que uso en mi batalla pelo bonito

Espero que mis truquis te sirvan de ayuda. Si conoces algún producto milagroso, remedio casero o atesoras una experiencia capilar traumática, no te cortes, y cuéntanoslo. Necesito saber que no estoy sola en mi locura capilar… 😉

Fotos: Pixabay, giphy.com
Miss-Zapatos_banner_jpg

firma_ana

Déjame un comentario

Comentarios

También te gustará